La Marquinha, Una Moda Que Preocupa Por Su Peligrosidad

El inicio del 2017 disparó la popularidad de una nueva moda que es considerada una de las más peligrosas, la marquinha.

Esta tendencia hace que cientos de mujeres en Brasil, esperen que Erika Romero, impulsadora de esta moda, abra las puertas de su casa para iniciar con la sesión.

Las mujeres suben a la terraza de Érika Romero para recibir el sol durante tres horas, sin protección alguna mientras solo cubren sus partes íntimas con un poco de cinta adhesiva, para conseguir la marquiha, es decir la mayor demarcación posible de las marcas del bikini.

El riesgo que corren las mujeres que buscan esta tendencia es contraer cáncer de piel. Los expertos recomiendan usar siempre protector solar y sostienen que nunca debe exponerse de manera deliberada la piel a quemaduras provocadas por el sol.

 

Según el portal RT, ” Erika cobra alrededor de 20 dólares por cada una de estas sesiones, gracias a las cuales el verano pasado logró facturar 24.000 dólares y prevé 30.000 dólares para esta temporada”.

Esta tendencia va en aumento y eso se puede ver en la dinámica de los seguidores de la página de Facebook de Érika, que duclpicó el número de ‘likes’ en menos de dos meses.

En Brasil el cáncer de piel es el problema más común que representa el 30 por ciento de los pacientes oncológicos de toda la nación.

La marquinha representa, de una manera directa, un peligro muy grave de contraer cáncer de piel y todo gracias a las tendencias que muchas veces se instauran en la cabeza de los jóvenes sin el mínimo criterio.

 

Fuente